Cuba, de la Revolución social a la Revolución turística

“Toda cultura nace de la mezcla, del encuentro, del choque. Por el contrario, es en el aislamiento donde mueren las civilizaciones” Octavio Paz

La isla de Cuba o Colba (como se referían a ella los nativos antes de que Cristóbal Colón llegase a la isla en octubre de 1492 y la bautizase con el nombre de Juana y posteriormente, con el de Fernandina) forma parte de un archipiélago constituido por más de 4195 cayos, islotes e islas. Ubicada en el Mar de las Antillas o Mar Caribe cercano a las costas de Estados Unidos y México. El mismo mar, que en el siglo XVII surcaban los piratas procedentes de Inglaterra y Francia para asaltar la isla.

El siglo XIX fue el periodo de esplendor de la isla cuando proliferaron las explotaciones ganaderas, el cultivo de la caña de azúcar y el tabaco. Siglo que vería el fin de la ocupación de los colonos españoles en 1898, tras la explosión del acorazado estadounidense Maine en la Habana, que derivó en una guerra hipano-estadounidense con la consiguiente pérdida de Cuba, Puerto Rico, Guam y Filipinas tras la derrota española. La isla quedó bajo mandato estadounidense hasta el 20 mayo de 1902 que consigue su completa independencia. Tan solo la bahía de Guantánamo continuo bajo dominio estadounidense hasta la actualidad. La base estadounidense de Guántanamo ha sido utilizada como centro de detención para acusados de terrorismo, la mayoría de ellos arrestados durante la invasión de Afganistán después de los atentados del 11 de septiembre de 2001.

Desde que alcanzó su ansiada independencia, los regímenes autoritarios no han dejado de sucederse, como las dictaduras de Gerardo Machado o la de Fulgencio Batista. Éste último fue derrocado por Fidel Castro, Che Guevara y demás miembros del movimiento revolucionario de 1959. Durante la época de las expropiaciones y nacionalizaciones marcada por la ley de reforma agraria, más de un millón de cubanos emigraron a Estados Unidos, España y Venezuela. La Revolución permitió que prácticamente la totalidad del pueblo cubano tuviera acceso a una educación, la mitigación de las clases sociales y el racismo, la emancipación de la mujer y la instauración de un sistema de sanidad pública que cuenta con uno de los índices de mortalidad más bajos del mundo. Todo ello, con un coste relativamente alto, sus libertades civiles.

Fidel Castro intentó mejorar la situación económica firmando un acuerdo con la URSS para que éstos se comprometieran a adquirir una cuota azucarera anual. Debido a esto, Estados Unidos se negó a refinar el petróleo proveniente de la URSS y los soviéticos terminaron por anular la cuota azucarera. Fidel entonces decidió nacionalizar las propiedades estadounidenses en la isla, lo que provocó la ruptura de las relaciones políticas y económicas entre ambos países. En esta misma época, el 17 de abril de 1961, se produjo una gran invasión en la Bahía de Cochinos en Cuba por las fuerzas estadounidenses compuestas por exiliados cubanos entrenados y armados por la CIA. Dos días después, fueron derrotados por las Fuerzas Armadas Cubanas.

Con la idea de evitar otra invasión estadounidense, la Unión Soviética y Cuba decidieron instalar proyectiles atómicos en Cuba en 1962, lo cual derivó en la llamada crisis de los misíles que puso al mundo al borde de una guerra nuclear y que finalizó con un acuerdo entre Kennedy y Jruschov, en el que Estados Unidos se comprometía a no invadir Cuba.

Tras la disolución de la Unión Soviética a finalles de 1991, Cuba perdió casi 5 millones de dólares que provenían del gobierno de la URSS. La situación económica empeoró tanto que los recortes en el transporte, la electricidad e incluso el racionamiento de comida fue la única salida. Situación que aprovechó Estados Unidos para enducerer el embago económico y comercial con la esperanza de que cayera el estado socialista.

En 2006 Fidel Castro cedió la presidencia a su hermano Raúl debido a su estado de salud, falleciendo el 25 de noviembre de 2016. Actualmente, el nuevo presidente de Cuba, Miguel Díez- Canel que fue propuesto como candidato único para suceder a los Castro, pretende modernizar la situación actual y mejorar la economía existente.

IMG_4067

Recopilar en unas líneas la intensidad de este país es prácticamente imposible pero al menos espero daros una visión general, ganas de venir, de observar por vosotros mismos y de compartir vuestras experiencias con el increíble pueblo cubano. Empaparse de un país requiere tiempo. Cuba precisamente no ha sido el país que más tiempo le he dedicado y no por falta de ganas. Lo cierto, es que es un país para venir con calma y contagiarse de su ritmo, de su alegría, de su color… y es que en Cuba todo transcurre a cámara lenta, sin estrés. Es un buen destino para perderse y para liberarse de las rutinas, los agobios y las prisas a los que solemos estar acostumbrados.

Os preguntaréis que visitar, dónde ir, que tipo de transporte escoger… todo dependerá del tiempo que dispongáis y de vuestro presupuesto. En los últimos meses, los precios se han encarecido (como os contaré más adelante), así que contar con ello a la hora de organizar vuestro viaje.

CONSEJO AL VIAJERO:

Cuando lleguéis al aeropuerto de la Habana tendréis que ser pacientes. Primero hacer cola para el control de pasaportes, posteriormente para que escaneen tu maleta y después para recoger tu maleta o mochila en las cintas si la facturaste. Guardaos el papel azul que os dan en el avión para entregar a la salida después de recoger vuestra maleta.

Llevad euros preferiblemente para cambiar en alguna CADECA (casa de cambio). En el aeropuerto hay una pero posiblemente tengáis que hacer una larga cola. El cambio más favorable os lo darán en el banco pero las colas son descomunales. Os aconsejo que saquéis lo que vayáis a necesitar del cajero. Yo tengo la tarjeta NX de Abanca (Banco español con sede central en Galicia) que me permite hacer cuatro retiradas de efectivo al mes en cualquier lugar del mundo de manera gratuita aunque la entidad bancaria del país podría realizaros algún cargo, ahorrareis. Informaos por que en cada país suelen existir entidades con este tipo de privilegios.

Cuba cuenta con dos monedas. El CUC (peso convertible) y el CUP (peso cubano). 1 CUC son 25 CUP, unos 25$. La gran mayoría utiliza el CUC y si no suele pagar con su equivalencia. Hay que cambiar siempre a CUC primero y después a CUP quizá una muy pequeña cantidad para comprar en mercados o en ciertos puestos callejeros. Recordad esto ya que si cambiáis mucho CUC a CUP después si no los gastáis perderéis dinero en la conversión.

Para trasladaros del aeropuerto al centro de la Habana podéis coger un bus pero solo desde la terminal 2. La mayoría de los vuelos llegan a la terminal 3 (se encuentra a unos 3 km de la 2). El bus os dejará en la plaza de la república en la Habana vieja. Recordad que aunque es posible pagar en CUC la vuelta os la darán en CUP. Así que intentad tener el dinero justo o cambiar.

La otra opción es el taxi. Que no os cobren mas de 25 CUC. Pactad el precio con antelación.

En cuanto a vuestro itinerario como dependerá de cada caso concreto, os propongo que investiguéis estos lugares: La Habana por supuesto, Viñales (hacer una ruta a caballo, la caverna de Santo Tomás, Pinar del Río…), Cien fuegos, Trinidad, Remedios, Santa Clara (museo y mausoleo del Che), Camagüey, Baracoa, Playa Larga (Bahía de Cochinos), Guantánamo y Santiago de Cuba (menos turístico)… y bueno, si buscáis compartir vuestro tiempo con centenares de turistas en una playa de 22 km de largo y  rodeados de resorts, eso si, con una gran variedad de caras actividades (buceo, snorkel, bañarte con delfines…) vuestro lugar es Varadero.

Al final de este post os dejo recomendaciones de donde alojaros, quien os puede aconsejar con vuestro itinerario y otros datos que pueden serviros de ayuda.

IMG_E4085

Me habían contando muchas historias acerca de Cuba antes de venir, no todas buenas. En mi opinión, no se puede juzgar una cultura desde los ojos de la nuestra. Hay que intentar observar liberado de prejuicios, dejarse llevar e intentar empatizar. Como en todos lugares, habrá cosas negativas, gente que pueda empeorar nuestra experiencia pero es parte del viaje también.

El 17 de diciembre de 2014, con la ayuda del Papa Francisco, Barack Obama y  Raúl Castro comenzaron diálogos para restablecer las relaciones diplomáticas perdidas hace más de medio siglo. Desde 2009, con la llegada a la Casa Blanca de Obama, se produjo una mejora gradual en las relaciones con Cuba: retiro de las sanciones contra las relaciones familiares impuestas por Bush, intercambio de presos políticos, apertura de embajadas en ambos países… Tan sólo unos años después y antes de la llegada al poder de Donald Trump, el presidente Obama decidió poner fin a la política de “pies secos, pies mojados”, la cual permitió durante más de 20 años, que todo cubano que alcanzara territorio estadounidense, incluso de manera ilegal, se quedase en el mismo y obtuviese al poco tiempo el permiso de residencia. Con el inicio del mandato del presidente Trump, se dio marcha atrás al restablecimiento de las relaciones diplomáticas y se mantiene el embargo económico por el que resulta ilegal las relaciones comerciales de empresas estadounidenses con Cuba.

IMG_E4088

Muchos cubanos me han comentado el continuo incremento de precios en los últimos años. Los propios vehículos colectivos que hace unos meses te transportaban a Varadero desde la Habana por 15 CUC (15$) lo hacen ahora por 25 CUC. Con el incremento masivo del turismo muchos cubanos han visto un filón para mejorar la situación nefasta a la que venían acostumbrados. Y es que el salario medio de un cubano es de 10 o 12 CUC (unos 12$) mensuales. Si, estáis leyendo bien. El estado les paga a la gran mayoría este irrisorio e insultante salario. Quizá 45 o 50 CUC (50$) mensuales si eres un médico.

La educación y la sanidad en Cuba son completamente gratuitas y de calidad. Hay muy buena medicina en Cuba y muy buenos profesionales que se han visto obligados a derivarse poco a poco a lo que les da dinero, el turismo. Así, taxistas (posiblemente alguno de ellos ingeniero, arquitecto, profesor…) que cobran 25 CUC por un paseo del aeropuerto al centro de la Habana se están haciendo de oro. Al mismo tiempo, los que continúan subsistiendo del “salario del estado” o de la manutención enviada por los familiares que emigraron a los Estados Unidos, se están empobreciendo y las clases sociales, cada vez son más diferenciadas en este país de fachada comunista y creciente capitalismo en lo que al turismo se refiere.

Como consecuencia a todo esto, los cubanos han desarrollado la picaresca como método de supervivencia frente al yugo del estado. Así, muchos de ellos malversan los productos de su lugar de trabajo, quedándose con ciertas mercancías para su reventa en la calle. Los infames salarios en los negocios del estado han provocado un absentismo recurrente de sus trabajadores. Hay que tener en cuenta que un día de trabajo supone 0,30 CUC (0,30$). ¿Cuántos de nosotros trabajaríamos por esta cantidad? ¿Cuántos de nosotros lo haríamos motivados? Es algo que podemos ver reflejado si comparamos los trabajadores de los negocios privados y de los negocios del estado. Incluso la atención, el trato y la productividad es totalmente diferente. Por si esto no fuera poco, los negocios privados tienen que entregar parte de sus ganancias al estado. Por ejemplo, las plantaciones privadas de tabaco deben ceder el 90% de su cosecha quedándose con un mísero 10%.

Después de esto, imagino que comprenderéis mejor cuando os pidan un CUC por casi todo o incluso os intenten dar mal el cambio. Lo que no implica que os pongáis a repartir dinero a diestro y siniestro, ya que el “síndrome de Papa Noel” no haría más que acrecentarse. Evidentemente, muchas veces nos encantaría ayudar a todo el mundo pero no es realista e incluso en ocasiones con nuestra mejor intención hacemos un flaco favor.

IMG_E4087

Os he querido dar todos estos datos para que empaticéis, para que se entienda la realidad diaria de un pueblo que ha vivido amedrentado durante mucho tiempo. Un pueblo acostumbrado a luchar, a sobrevivir sin perder la sonrisa y las ganas de bailar.

Me llevo mucho de Cuba, por desgracia, mucho más de lo que yo he podido dar bajo mi curiosa mirada de turista con ganas de aprender e intercambiar cultura pero “sin un chavito”. Me llevo sus increíbles amaneceres en el Malecón de La Habana, cuando la ciudad comienza a despertar y, los rayos de sol iluminan las decadentes y pintorescas fachadas que en otra época fueron grandiosas y elegantes casas coloniales. Sintiéndome por un momento trasladada en el tiempo ante la atenta mirada de los primeros taxistas que recorrían el malecón en sus coloridos Chevrolets Bel Air del 52.

Me llevo su gente. A pesar de que siempre existan personas que intenten sacar tajada de tu condición de turista, la inmensa mayoría fue cálida y muy hospitalaria. Encantados de hablar de su pasado, de su presente y de sus ilusiones futuras. De compartir sus costumbres, su cultura y hasta de darme unas lecciones de salsa para corregir mi patosa aunque feliz forma de moverme. Su comida, su música, sus paisajes y su caribeña manera de vivir la vida con alegría. “Vida sólo hay una”- me dijo una señora a quien conocí en un parque en la Habana vieja- “Hay que vivir el momento, mañana puede que no esté aquí”- mientras daba gracias y besaba su pulsera de santería de cuentas de colores amarillas (las cuales en su religión afrocubana representa los atributos de su deidad u Orisha, en este caso el amarillo simboliza a Ochún, deidad del agua). Esta dulce y anciana señora me recordó por un momento a Robin Williams en su famosa película el club de los poetas muertos, que recuperaba el antiguo aforismo romano, Carpe Diem (vive el momento).

Me despido con la música de Buena Vista Social Club (Chan Chan) en mis oídos y con el lema del alternativo habanero callejón de Hamel: “Seguid guarachando mientras el tiempo va pasando”.

IMG_E4502

“…y si cayera Cuba caeríamos,

y vendríamos para levantarla,

y si florece con todas sus flores

florecerá con nuestra propia savia…”

 Pablo Neruda, Canción de Gesta, 1960

AYUDA AL VIAJERO:

 Donde alojarse:

En Cuba la mayoría se aloja en casas de cubanos que alquilan sus habitaciones o apartamentos. Por supuesto, tenéis la opción de buenos hoteles a un precio más elevado. Las casas cubanas tienen que pagar un impuesto y ser legales, aunque no todas lo cumplen. En el caso de que optéis por esta opción, por mi grata experiencia os recomiendo que os pongáis en contacto con Sunamy y Michel quienes os darán un buen precio, os alojaréis en sitios muy bien situados, muy limpios y de confianza. Ellos os pueden recomendar alojamientos en casi cualquier punto de Cuba.

Su email es: sunamymichel73@gmail.com

Les estoy muy agradecida por su hospitalidad, su ayuda y todas las recomendaciones que me hicieron para poder ajustarme a mi limitado presupuesto.

 GPS y Wifi:

 Os recomiendo descargaros la app maps.me (disponible para iOS y Android) con el mapa de Cuba para que podáis utilizarla sin conexión ya que encontrar wifi en Cuba es una odisea.

Tenéis que comprar unas tarjetas en los puntos ETECSA por 1 CUC la hora y con un máximo de compra de 3 al día por persona. Con ellas introduciendo el usuario y contraseña que os den os podréis conectar en los puntos habilitados para ello. No son muchos. En algunas plazas importantes, en los mejores hoteles y en la terminal 3 del aeropuerto tras el control de seguridad.

 Transporte:

Para moveros por la isla podéis usar los buses de la compañía VIAZUL (con plazas limitadas, reservar con antelación. Fijarse muy bien en la fecha por que os pueden hacer un recargo en caso de confusión)  o transporte colectivo (más caro pero algo más rápido y te recogen y te llevan a donde tu quieras).

 Varios:

Comprad agua embotellada, preferiblemente en supermercados por que os saldrá más barata.

Muchas personas os preguntarán de donde sois. Es mejor decir que no es vuestra primera vez en Cuba para que nadie intente timaros.

Ya no es necesario el pago en mano de la tasa de 25 CUC en el aeropuerto al abandonar Cuba. Ahora lo incluyen en el billete de avión.                                 

No os olvidéis de regatear siempre y de revisar bien las vueltas o los cambios.

Tened en cuenta que la temporada de sequía es de Noviembre a abril y la lluviosa de mayo a octubre. Además, la temporada de huracanes es entre agosto y octubre, con un promedio de un huracán por año. 

Probad la ropa vieja (con carne mechada que puede ser de cerdo, pollo o ternera), la Yuca, el arroz de moros y cristianos (con frijoles), malanga, langosta (allí está a un precio muy asequible) y por supuesto, toda la fruta que encontréis y zumos naturales (tamarindo, guayaba…)

IMG_E4597

 

Vocabulario básico:

 ABSORVENTE: Pajita

ACERE QUE BOLA: Hola que tal

AGRO: Mercado de frutas, hortalizas y carnes (ya que no las encontraréis en los supermercados).

AJUMARSE: Emborracharse

BOLLO: Órgano sexual femenino

CADECA: Casa de cambio

CHAVITO: Peso convertible

HACER BOTELLA: Hacer autostop

FRUTA BOMBA: Papaya

GUAGUA: Bus

GUARACHA: Diversión, fiesta

JINETERO: Prostituto

MELON: Sandía

TENER PENA: Tener vergüenza

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s